viernes, 6 de noviembre de 2015

La Preciosísima Sangre de Cristo en Zacatecas.



 La Preciosísima Sangre de Cristo en Zacatecas.

      Por Bernardo del Hoyo Calzada.

      En el siglo V ya se representaba en pinturas de algunos cristos la Sangre de Cristo que era recogida en cáliz por ángeles, y según algunos documentos antiguos en Brujas, Bélgica, para el año de 1256, ya existía la devoción a la Preciosísima Sangre de Jesús.
       Probablemente, la Santa Sangre era parte de un grupo de Reliquias de la Pasión de Cristo conservadas en el Museo imperial de Bucoleon, en Constantinopla. En 1203, dicha ciudad fue asediada y conquistada por los cruzados. Balduino IX, conde de Fiandre, después de ser coronado como emperador, mandó a su patria, Bruges, la Reliquia de la Preciosísima Sangre”.
      En México no sé con certeza cuando se comenzó con esta devoción, pero en Zacatecas la encuentro a mediados del siglo XVIII, en un altar de la Parroquia Mayor de Zacatecas, con una pintura en madera recortada, quizá de un antiguo retablo de madera como el que existe de los Reyes Magos que tenía la capilla de la Epifanía de don Baltazar Temiño de Bañuelos, en la Parroquia Mayor de Zacatecas, y que ahora se encuentra en el Santuario de Guadalupito, y la imagen de la Preciosísima Sangre de Cristo, aún se conserva en el Obispado de Zacatecas,  probablemente las dos del siglo XVI o XVII.
     De esta advocación a la Preciosísima Sangre de Cristo que estaba en la Parroquia Mayor, el Bachiller Fr. Marcos Miqueo, tomó esta devoción para construir el templo de la Santa Escuela de Cristo, con una Hermandad de la Preciosísima Sangre de Cristo, en el año de 1743. Pidiendo en su aprobación al Obispo de Guadalajara de las constituciones de la hermandad.
    El templo de la Santa Escuela del siglo XVIII, fue reconstruido a principios del siglo XIX, y en su cúpula se colocaron en cantera medallones de la Pasión y Muerte de Jesucristo, mismos que debió de tener en su altar mayor y retablo una pintura de la Preciosísima Sangre de Cristo que aún se conserva en la Parroquia de Jesús. Este templo con motivo de las Leyes de Reforma se arruinó y a principios del Siglo XX, el Obispo Fr. José Guadalupe de Jesús Alba y Franco, lo mando reconstruir, con el título de Templo Expiatorio del Sagrado Corazón.     
       En 1785, el Bachiller Don Marcos José Miqueo publicó el Manual de los Ejercicios Espirituales, Que la Santa Escuela de Cristo Señor Nuestro, fundada debajo del título de su Preciosísima Sangre en la ciudad de Nuestra Señora de los Remedios de los Zacatecas.  
      Esta advocación en el siglo XVIII pasó al Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe de Zacatecas, donde se conservan dos pinturas de la Preciosísima Sangre de Cristo. En Jerez, Zac., en el año de 1829, se construyó un templo de la Santa Escuela de Cristo y con el título de la Preciosísima Sangre de Cristo, que aún se conserva con este nombre, y mi tatarabuelo que vivía cerca del templo tenía una pintura de la Preciosísima Sangre de Cristo, que menciona mi tío don Eugenio del Hoyo Cabrera en su libro “El Jerez, de López Velarde”. 
    En Zacatecas se realizó un grabado del Santo Cristo de Yanguas, y tiene a un angelito recogiendo la Preciosísima Sangre de Cristo en un cáliz.


Guadalupe, Zac. 12 de Octubre de 2015. 



 Manual de Ejercicios publicado por el Bachiller don Marcos Joseph Miqueo. 1785. Colección: Lupita López de Lara de Zorrilla.


 La Preciosísima Sangre de Cristo, oleo sobre tela que pertenció a mi tatarabuelo don Arcadio Cabrera Escobedo, en Jerez, Zac., después a mis tías Josefina y María de Luz Felix, ahora en poder de los herederos del Lic. don Guillermo Zamacona Felix. Don Eugenio del Hoyo Cabrera, menciona esta imagen en su libro "Jerez, el de López Velarde". Fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.


  La Preciosísima Sangre de Cristo, oleo sobre tela que pertenció a mi tatarabuelo don Arcadio Cabrera Escobedo, en Jerez, Zac., después a mis tías Josefina y María de Luz Felix, ahora en poder de los herederos del Lic. don Guillermo Zamacona Felix. Don Eugenio del Hoyo Cabrera, menciona esta imagen en su libro "Jerez, el de López Velarde".


 La Precioísima Sangre de Cristo, que se encuentra en el altar mayor de la Santa Escuela de Cristo en Jerez, Zac., fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.



 Templo de la Santa Escuela de Cristo de Jerez, Zac., fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.


 Imagen peregrina de la Preciosísima Sangre de Cristo que se encuentra en la Santa Escuela de Cristo de Jerez, Zac., con Leonardo de la Torre Berúmen, fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.


 La Presciosísima Sangre de Cristo que se encontraba en un altar en la Parroquia Mayor de Zacatecas (ahora Catedral de Zacatecas), en el siglo XVIII, ahora la imagen que es pintura en madera se encuentra en el Obispado de Zacatecas.Fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.



 Pintura de la Preciosísima Sangre de Cristo que se encuentra en el Convento Franciscano de Guadalupe, Zac., fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.


 Pintura al óleo de la Preciosísima Sangre de Cristo que se encuentra en la Sacristía del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe de Zacatecas. Fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.


 Pintura al óleo de la Preciosísima Sangre de Cristo, que se encuentra en el Templo Parroquial de Jesús de la Ciudad de Zacatecas, anteriormente debió de estar en la Santa Escuela de Cristo, ahora Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús. Fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.


 Estampa litográfica del Santo Cristo de Yanguas de Zacatecas. Colección: Alejandro Felix Cherit.


  Imagen peregrina de la Preciosísima Sangre de Cristo que se encuentra en la Santa Escuela de Cristo de Jerez, Zac., con Leonardo de la Torre Berúmen, fotografía: Bernardo del Hoyo Calzada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario