viernes, 29 de mayo de 2015

Las ruinas de Tlacuitapan.



    Las  ruinas de Tlacuitapan.

        Por Bernardo del Hoyo Calzada.

(Publicado en el Periódico "Sembrando", año XXVII, Junio 2015, N° 253, pág. 22.) 

       Las ruinas de la que fuera la Parroquia de Tlacuitapan, aún se pueden apreciar dentro del caserío al norte de la Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas, un poco más abajo de la Capilla de Mexicapan.  
      Uno de los cinco barrios de indios que tuvo nuestra ciudad fue el de Tacuitapa o Tlacuitapan, doctrina de indios tlascaltecas que fue administrada por el Convento de San Francisco de Zacatecas, construido por los años de 1570. Y desde un principio estaba su capilla dedicada a la Inmaculada Concepción.
      El conde de Santiago de la Laguna don José de Rivera Bernárdez, en 1732, nos dice: “Tiene esta ciudad cuatro parroquias, la mayor, la de San José, administración de clérigos a indios, la de Tlacuitapan, administración de religiosos franciscanos a indios, españoles y mulatos; la del Chepinque, administración de religiosos agustinos a indios”.
    El 2 de mayo de 1777, el Sr. Bachiller Don Joseph Antonio Bugarin Cura Rector y Vicario Juez Eclesiástico de esta ciudad de Zacatecas dijo: “que por carta misiva de veinte cuatro del mes próximo pasado mes de abril ordena a su merced que se haga cargo de la Administración de los Santos Sacramentos en el Curato, o Doctrina del Pueblo de Tlacuitapan,  cito en esta ciudad, que vaco por muerte del R. P. Fr. Joseph de Castro, su ultimo Cura Ministro de Doctrina, etc.”, y esto lo comunico al R. Padre Fr. Domingo Martínez, actual Guardián del Convento de Ntro. Padre San Francisco, “para que la persona, a cuyo cargo estén los libros de gobierno, en que se asientan las partidas de los bautismos, entierros, y casamientos, los de cofradías, hay algunas, el Padrón del presente año, vasos sagrados, ornamentos, y demás cosas, y alhajas pertenecientes a dicho curato haga entrega de ellas por inventario que se forme, etc.”   
    Un documento del año de 1813, nos dice: “La Iglesia de Tlacuitapan se halla tan avanzada a la orilla, que solamente la cubre por el Norte una casita con seis personas, el camino es muy malo y cortado con arroyos. Su situación en ladera muy pendiente que necesita un rebaje costoso para fabricar una habitación que tiene, es un solo cuartito de 4 varas en cuadro”. También nos dice en este documento que la Capilla de la Veracruz es dependiente de la Parroquia de Tlacuitapan, y en este año se pretendía hacer dos ayudas de Parroquia en esta Ciudad, y nos dice además: “La División de Tlacuitapan hasta donde había yo proyectado solo contiene 3,556 almas, y como solo pueden agregársele nueve Ranchuelos y haciendas de plata a legua y media en su mayor distancia, determino entrar un poco más  la Ciudad y aumentarle como 1,500 almas más, y entonces tendrá 5,000 personas mal contadas entre grandes y muchachos”. 
    Por el año de 1859, con motivo de las Leyes de Reforma, esta capilla fue abandonada y ahora solo se conservan entre las casas algunos muros, que será bueno rescatar para la historia de Zacatecas.

Guadalupe, Zac., 13 de mayo de 2015. 

 Ruinas de la Capilla de Tlacuitapan, en la ciudad de Zacatecas. Colección: Federico Sescosse lejeune.

 Ruinas de la capilla de Tlacuitapa, marcada con el nuemro 20, y en el centro la capilla de Mexicpa. Colección: Federico Sescosse Lejeune.

  Ruinas de la capilla de Tlacuitapa, marcada con el nuemro 20, y en el centro la capilla de Mexicpa. Colección: Federico Sescosse Lejeune.

 Panorámica de San Francisco de Zacatecas, donde se aprecian los antiguos barrios de Mexicapa y Tlacuitapa.

 La capilla de Mexicapan con su atrio, y abajo, o lado izquierdo las ruinas de Tlacuitapan.






Jesás Nazareno. Colección: Bernardo del Hoyo Calzada. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario